CERCA DE HOTEL

Hotel de Ville
Compiègne

CIUDAD IMPERIAL

Los amantes de la historia, el deporte o de la naturaleza encontrarán en Compiègne y en sus alrededores razones para satisfacer sus pasiones.
Sitio Real, y luego ciudad imperial, Compiègne bien vale la visita. Podemos organizar un recorrido a pie desde el Best Western Hotel Les Beaux Arts. Los turistas podrán descubrir la rica historia de la ciudad, que fue la residencia de los reyes franceses desde la época de Carlos II el Calvo, a finales del siglo IX y luego residencia de caza y sede del poder desde el siglo XVIII. Museos, iglesias y monasterios dan testimonio de la gloria pasada de la ciudad.

Compiègne

EL PALACIO IMPERIAL Y SUS JARDINES

El palacio de Compiegne lugar de encuentros y de pasiones.
Morada diseñada por Luis XV, Compiègne se convertivó en una de las más importantes residencias reales de la corte frecuentadas principalmente en verano y otoño. Napoleón I le añadió una decoración deslumbrante y Napoleón III hizo de éste, un lugar de predilección al que acudía gran
parte de la sociedad francesa y europea de la época.
En Compiegne, las suntuosas salas y las galerías de gran gala permiten descubrir la vida privada de lo soberanos y el marco de sus amores, los de Napoleón I y María Luisa, hasta Napoleón III y la elegante Eugenia.

 

Una joya real e imperial al linde del bosque
A la vuelta de alamedas bordeadas de árboles centenarios y de esculturas clásicas, perciba los aromas de un jardín a la inglesa de romántico encanto, Creado bajo Napoleón I, el parque ofrece una amplia floración primaveral, un jardín de rosas y poéticos paseos de otoñales.

Chateau
Foret
Compiègne

EL BOSQUE NACIONAL DE COMPIEGNE

El bosque de Compiègne es uno de los mayores bosques estatales de Francia con una superficie de 14.885 hectáreas, el más antiguo de sus árboles tendría más de 900 años y es actualmente el árbol más antiguo que se conozca en Francia.

Para los amantes de los hongos, este bosque es ideal para la cosecha de otoño. Los caminantes tal vez alcanzarán a ver muchos animales de caza como el ciervo, el corzo o el jabalí además de iglesias, ruinas galo-romanas y casas forestales.

 

La Baronesa Monique de ROTSCHILD cazó en este bosque desde su infancia hasta el año 2001, por primera vez en la tripulación “Par vaux et forêts”, fundada por su padre y luego como contramaestre de “La futaie des amis”, fundada en 1961.

Hoy en día hay 1200 km caminos de herradura, muchos de estos senderos se han convertido en carriles para bicicletas para la gran satisfacción de los aficionados al BTT (bicicletas todo terreno).

Compiègne

EL GOLF DE COMPIEGNE

(El Día de Campo de) ¿? Compiègne fue creado en 1896 por el teniente Fournier-Sarlovèze y realizado por el arquitecto inglés Smith.
El Golf de Compiègne acogió con motivo de la Exposición Universal de 1900 en París, los primeros juegos olímpicos masculinos-femeninos de golf.
El Compiègne Campo de Golf es un par 70 de 18 hoyos sobre 5551m, situado a menos de una hora de París por la A1, a 200 metros del centro de Compiègne y en la linde del bosque.
Su terreno, arenoso, inalterable en tiempo de lluvia, ofrece buenas condiciones para el juego durante
todo el año.
El golf está equipado con campos de entrenamiento sobre hierba, a campo abierto, todo el año y 2 puestas verdes con bunkers de práctica.
También cuenta con un restaurante y una casa club cuyo pabellón data de 1898.

golf
theatre
Compiègne

El Teatro Imperial de Compiègne

Este lugar excepcional en Francia nace del deseo de Napoleón III, de levantar un edificio que refleje la gran pompa con la que recibía a sus huéspedes durante sus repetidas estancias en Compiègne.

El arquitecto Gabriel-Auguste Ancelet diseña y construye el futuro teatro de Compiegne teniendo la Opera Real de Versalles como una de sus referencias, para satisfacer los deseos de la Emperatriz Eugenia.

En julio de 1870, estalla la guerra Franco-Prusiana. La derrota de Sedan conlleva el abandono de las obras. Durante más de un siglo el proyecto de teatro cae en un sueño profundo que duró más de 120 años.

Pierre Jourdan, en 1986 descubrió este fabuloso lugar abandonado y comenzó su rehabilitación.
Esta obra maestra arquitectural de Ancelet se confirma como una herramienta técnica fundamental, sus cualidades arquitectónicas y acústicas la convierten en una verdadera joya considerada como uno de los mejores teatros del mundo.

Compiègne

El viejo Compiègne

Descubra todo lo que hizo que la ciudad de Compiègne se haya convertido con el tiempo en la ciudad que admiramos el día de hoy.
Sus tesoros han hecho de ella una de las ciudades más agradables de Picardía.

 

JUANA DE ARCO
Durante la Guerra de los Cien Años, Compiègne fue sitiada y tomada varias veces por los borgoñones.
El más memorable de estos sitios es el de 1430, cuando Juana de Arco, acude a la ciudad para defenderla cayendo un 23 de mayo de 1430 en manos de los borgoñones durante una excursión en la orilla derecha del Oise, siendo entregada luego a los ingleses.

 

“LA VIEILLE CASSINE” Y LAS CALLES PEATONALES
El “CASSINE” Picard es el término que define una casa.
La Residencia “VIEILLE CASSINE” es una muestra del Compiègne medieval, así como las calles peatonales que han conservado el encanto de los barrios antiguos.

 

AYUNTAMIENTO Y EL PICANTINS

Joya del arte gótico tardío, el Ayuntamiento fue construido entre los años 1498-1530 y restaurado a finales del siglo XIX. La estatua ecuestre de Luis XII adorna su fachada. En la parte superior del campanario que contiene el “Bancloque”, una de las campanas comunales más antiguas de Francia, con sus tres “Picantins” tres autómatas (Langlois, Lansquenet y Flandrin) marcan las horas al ritmo de sus mazos.

VieuxCompiegne
Picantins
Compiegne-clairiere-armistice
Compiègne

Elclaro del Armisticio

El armisticio del 11 de noviembre de 1918 se firmó en el bosque de Compiègne, cerca de la estación de tren de Rethondes. Los vagones de Foch y el de los plenipotenciarios alemanes se instalaron en dos vias paralelas dispuestas en bateria, vías usadas inicialmente por la artillería pesada.
Hubo otro armisticio firmado en el mismo lugar, el Armisticio del 22 de junio de 1945. En este lugar reconstituido después de 1945, testigo de una historia a la vez gloriosa y trágica, el visitante podrá meditar delante de los monumentos del recuerdo y descubrir el memorial que muestra una copia del vagón original y varios testimonios del primer conflicto mundial.